Volvámonos un poco frikis rememorando esas tardes con la novela El Señor de los Anillos.

No todo lo que es oro reluce,

ni toda la gente errante anda perdida;

a las raíces profundas no llega la escarcha,

el viejo vigoroso no se marchita.

De las cenizas subirá un fuego,

y una luz asomará en las sombras;

el descoronado será de nuevo rey,

forjarán otra vez la espada rota.

 

IMG_5335

Anuncios