En alguna ocasión todos tenemos una mala racha o un mal momento en nuestro día a día que nos hace replantearnos algunas cosas, que nos hace cambiar nuestro parecer empujándonos a crecer, cimentando los pilares de nuestra vida. Esos momentos amargos pueden ser al mismo tiempo alegres de una forma desconsiderada; pues en esos momento es cuando vemos el cariño y la amistad que profesan nuestros amigos y seres queridos por nosotros, en esos momento ellos son la miel dorada que endulza al café más amargo y oscuro.

Compártela si te ha gustado.


IMG_1746

Anuncios